¿Es la retransmisión de partidos derecho a la información?

Durante todo el fin de semana, las emisoras de radio comerciales, e incluso la pública Radio Nacional de España, han llevado a cabo una intensa campaña en defensa de su derecho a retransmitir en vivo los partidos de fútbol sin pagar nada a cambio. Lo han hecho desafiando la prohibición de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la “patronal” de los equipos de fútbol, que quiere cobrarles un canon equivalente al 20% del dinero que mueve el fútbol radiofónico. Y su empeño por mantener las retransmisiones de los partidos de Liga ha provocado situaciones tan berlaguianas como la de los empleados de los clubes persiguiendo a los periodistas por los estadios para evitar que relataran el partido en vivo, o la del periodista de la SER que retransmitió el Barcelona B-Villareal B desde la terraza de una vecina, lo que le impedía ver una cuarta parte del terreno de juego y le privó de ver el segundo gol del Villareal.

Todo indica que el pulso va a continuar. La emisoras alegan que el derecho a la información y la tradición radiofónico-futbolística española avalan su postura. La LFP, que amparándose en el derecho a la información, las cadenas de radio están obteniendo abultados beneficios que deberían compartir. Que el fútbol por radio es un gran negocio no es ningún secreto: Cualquiera que repase el dial una tarde de fin de semana, o de miércoles y jueves en semanas de Champions League, puede comprobar lo difícil que es encontrar una emisora que no esté enchufada al fútbol. A veces, hay que decirlo, con un estilo digamos de entretenimiento, que no tiene mucho que ver con la información, y se parece más a una tertulia de amiguetes en el bar mientras ven el partido.

¿Es esta modalidad radiofónica algo que deba estar protegido por el derecho a la información? Es claro que los partidos son acontecimientos públicos de interés para muchas personas, y por lo tanto los clubes deben facilitar el acceso de los Medios de Comunicación para informar de lo que allí suceda, sin cobrarles nada. Por ejemplo, para contar en el informativo de turno o en el periódico del día siguiente cuál fue el resultado, quién metió los goles y qué tal estuvo el árbitro.

Pero no parece que el derecho a la información de la sociedad española se resienta en lo más mínimo por la ausencia de crónicas en vivo y en directo de acontecimientos como los partidos de fútbol, en absoluto vitales para la existencia y el futuro de la nación.



Leave a Reply



Subscribe to newsletter

Completa correctamente el campo email Se ha enviado correctamente Enviando...
Contacto
Compañia: Kindelán Consultores
Teléfono:+34 918 521 156
Ubicación:Madrid
Email:info @ kindelan.es
© 2018 Kindelán consultores